El porqué transformador del poder Círculos de Mujeres, Cambiando realidades y paradigmas en  comunidad

El porqué transformador del poder Círculos de Mujeres, Cambiando realidades y paradigmas en comunidad

 

 

El Poder Transformador de los Círculos de Mujeres

“Mujeres alrededor del fuego”. Artista: Hem Jyotika

“Mujeres alrededor del fuego”. Artista: Hem Jyotika

 

“Un círculo de mujeres te ayuda a encontrar el río de tu vida y te apoya en el proceso de entregarte a su corriente”. Marian Woodman

 

En las últimas décadas ha surgido en todos los continentes una nueva y a la vez ancestral forma de encuentro entre mujeres que está creando una profunda transformación personal y social. A diferencia de lo que sucede con las formas jerárquicas o verticales de relacionarnos, con el simple hecho de sentarnos en círculo, a la misma altura, todas las voces y las historias de cada persona tienen importancia. Aún recuerdo con emoción la primera vez que participé en un círculo de mujeres, hace más de quince años: sentí que había entrado en un lugar fuera del tiempo en el que se creó una conexión íntima entre cada una de nosotras. Salimos radiantes, con un gran deseo de volver a quedar. “¿Qué había pasado?” me pregunté interiormente.

 

Un viaje hacia dentro

Uno de los elementos transformadores que caracterizan los círculos de mujeres es la experiencia de disponer un tiempo sin prisas para girar nuestra mirada hacia dentro y conectar con lo que realmente estamos sintiendo y lo que necesitamos, en compañía de otras mujeres. Con la velocidad de nuestra sociedad y nuestra mirada casi permanentemente hacia fuera, es un bálsamo encontrar un espacio cálido en donde poder escucharnos a nosotras mismas y a la vez escuchar a lo que se mueve dentro de las demás. Muchas veces acudimos a un círculo en un momento de transición y cambios, cuando se despierta el anhelo de una conexión más profunda y autentica con una misma y con la vida.  La propia forma del círculo acompaña ese viaje de introspección, a la vez que nos permite sentir la fuerza y el apoyo del grupo.

 

La Tienda Roja de verano

La Tienda Roja de verano. Foto: Sophia Style

 

Una mirada sin juicio

Quizás uno de los aspectos más sanadores de los círculos de mujeres es la experiencia de compartir algo que habíamos silenciado y de sentirnos reconocidas y aceptadas en el momento de decir nuestra verdad. Cuando se crea un espacio de confianza para abrirnos delante de las demás, descubrimos que nuestra historia se refleja en las historias de otras (más allá de las diferencias de edad, cultura o recorrido de vida) y forma parte de la riqueza de la vivencia colectiva de ser mujer. A veces es justamente a partir de una mirada sin juicio que empezamos a cultivar una voz y mirada amorosa hacia partes nuestras que habían quedado en la sombra. Participar en un círculo de mujeres puede ser una parte clave en nuestro camino de integración como mujer, un lugar en donde soltar máscaras, cargas y obligaciones y gozar cada vez más de ser nosotras mismas.

 

formación "El Viaje de la Mujer Cíclica"

Formación “El Viaje de la Mujer Cíclica”. Foto: Maribel Castaño

 

Una sabiduría colectiva

En aquel primer círculo de mujeres que mencionaba antes tuve una sensación muy clara de reconectar con un recuerdo muy antiguo, grabado en mis huesos, de una experiencia que sin duda forma parte de mi herencia femenina. Era el recuerdo de la tribu, de un espacio entrañable entre niñas, madres y abuelas. Intuitivamente sentí que recrear hoy en día ese recuerdo era fundamental para mi salud y para la salud de toda la comunidad. Cuando nos abrimos a este recuerdo colectivo, emerge dentro del círculo una sabiduría natural que guía los pasos del grupo en esta reconexión con lo femenino ancestral. Por ejemplo, muchas veces surge de manera fluida y espontánea la creación de algún ritual sencillo para honrar y agradecer lo que está presente en el círculo. Una canción. Un acto de soltar. Una danza. Un gesto simbólico. Algo que podríamos llamar “misterio”, porque transciende lo racional y lo planificado, y nos conecta con lo sagrado del momento presente.

 

La Tienda Roja

La Tienda Roja de verano. Foto: Sophia Style

 

El don de sostener y arropar

Cada vez somos más las mujeres que sentimos la llamada de cocrear estos espacios de transformación y de ofrecer un lugar en donde cada persona encuentre su propia voz y pueda florecer dentro de la fortaleza que propicia el círculo. A lo largo de muchos años he tenido el privilegio de conocer a mujeres que, con una presencia enraizada y amorosa, y desde su camino personal de sanación, crean ambientes que arropan y proponen dinámicas que facilitan una transformación interna en las demás. En el papel de “facilitadoras”, somos una más en el círculo a la vez que ocupamos un lugar de guía y sostén para que cada una pueda acceder a la profundidad del trabajo que ofrecemos. Una facilitadora es una iniciadora, una mujer auténtica, a la vez vulnerable y poderosa, sabia y aprendiz.

 

Formación "El Viaje de la Mujer Ciclica"

Formación “El Viaje de la Mujer Ciclica”. Foto: Maribel Castaño

 

Multiplicar estos espacios transformadores

Siento más que nunca que los círculos de mujeres son una parte clave de la evolución que nos llevará, como sociedad, de la competitividad, la represión de las emociones, la dominación y la violencia a una consciencia que abraza y valora lo que sentimos, que cultiva el cuidado y la interconexión, que une la transformación interna con el cambio social y que recuerda lo sagrado de la vida.

 

Por Sophia S

Sophia Style

Integrar un circulos de mujeres para sanar y emponderarse

Integrar un circulos de mujeres para sanar y emponderarse

 

 

 

foto face circulo de mujeres fancy

 

Nuestro círculo tiene la intención de convocar la sanación del camino de individuación de la mujer, hacia la transformación del vínculo masculino-femenino. Recorreremos el viaje de la heroína intentando unir mente, cuerpo y espíritu a través de combinar la reflexión,

Sabemos que la complejidad de ser mujeres que estamos inmersas en el mundo laboral, donde el tiempo nos arrincona, las exigencias se incrementan, los roles de nuestra vida se multiplican ylos logros no siempre son acompañados por la plenitud anhelada, nos puede llevar a la pérdida del instinto vital de la mujer salvaje. Algunas de nosotras podemos sentir que nos falta pasión, que estamos demasiado agotadas, tironeadas desde demasiados lugares, que nuestra creatividad disminuye, que nuestros vínculos o nuestra salud se resienten, o que simplemente algo dentro nuestro no encuentra la plenitud que los logros en el mundo del afuera ameritarían.
Nos proponemos generar un espacio para aquietarnos e intentar escuchar que es lo que nuestra alma está realmente pidiendo y crear conciencia de la importancia de integrar el femenino-masculino a nivel individual y plural. Creemos que la mujer tiene la responsabilidad de convocar el poder del fuego femenino plural para elevarlo al plano espiritual, convirtiéndose así en sabiduría, comprensión, plenitud y conexión con lo Sagrado. Este femenino estará en contacto con la intuición, lo cícliclo, la fuerza del deseo y el amor incondicional, sólo así podrá volcar su alma en la vida cotidiana, en sus vínculos y en la materia.

Nuestro trabajo está basado en la integración de:
· Las bases conceptuales del camino de individuación de la mujer
· El arquetipo de la amazona o Palas Atenea y su contra cara la Medusa
· La astrología como lenguaje sagrado
· El libro de Clarissa Pinkola Estés “Mujeres que corren con los lobos”
· La sabiduría ancestral de los dioses africanos a través de la danza
· Y especialmente en el trabajo vivencial de Liderazgo Femenino Plural realizado estos últimos nueve años en la Red LunaVenus.

Creemos profundamente, gracias a nuestra experiencia personal y grupal, que compartir un círculo de mujeres (que por suerte cada vez hay más), no sólo remite a una sanación de nuestra alma individual, si no que también generamos un cambio profundo en nuestros vínculos. Sentimos que esto es un primer paso para realizar nuestro pequeño-gran aporte para sanar nuestro planeta tierra.

 

Luciana Cataldi

http://www.caminosalalma.info/

Que es la psicología transgeneracional? por que sana nuestro ser?

Que es la psicología transgeneracional? por que sana nuestro ser?

 

 

 

foto face soltar familia

 

 

 

Podés sintetizarnos qué es la psicología transgeneracional.

– Es una nueva orientación de las terapias psicoanalíticas que toma en cuenta como herramienta el estudio de los árboles genealógicos, y que si consideramos que el psicoanálisis es una ciencia bastante nueva, recordemos que Freud escribió La interpretación de los sueños en 1899, esta mirada, la psicogenealogía es una orientación terapéutica que todavía tiene todo por hacer, porque podríamos decir que tiene treinta años de investigación, y su fundadora fue Anne Ancelin Schützenberger, y ella es la que da ese puntapié inicial para hacer de esto una modalidad de terapia. Pero, en verdad, en la Biblia ya estaba todo esto que dice la psicología transgeneracional, el gran libro de los nombres y las genealogías está en el Antiguo y en el Nuevo Testamento. Pero también Freud habló de estas cosas, también Françoise Dolto, la psicóloga de niños francesa. Lo que hace  Anne Ancelin Schützenberger  es redondear con todos estos conceptos y saberes una nueva herramienta para situarse concretamente en estos puntos críticos de la personalidad y la vida de los sujetos que inconscientemente repiten patrones y moldes heredados.

– Cuando decís que está todo por hacer, y por lo que leí en el libro, veo que hay una parte psicológica inmaterial, pero si hay un traslado transgeneracional, ¿hay un parte física, neuronal?

– Esto me permite decir algo que siempre trato de aclarar. No es una lectura esotérica ni mágica, cuando Freud dijo que el inconsciente es personal pero que también hay un inconsciente familiar, estaba casi elaborando esta teoría sin saberlo. Él se quedó en el inconsciente individual. Cuando la transmisión es entre los miembros de la familia que compartimos, padres con hijos, niños con abuelos, que están todos vivos, esa es un legado intergeneracional. Hablamos de transgeneracional cuando algo que siento propio viene de un miembro de mi clan familiar con el que no tuve contacto porque se murió cincuenta o cien años antes de que yo naciera. ¿Cómo sucede esto? La psicología es el estudio del alma, y el alma es inmaterial. Por alguna causa, algunos terminan diciendo que creer en el psicoanálisis es casi una fe, lo que pasa es que ahí hay una concepción filosófica del sujeto. Yo creo profundamente que esto que estamos viviendo ahora, que vemos, oímos, tocamos, es una parte insignificante de la realidad, que la realidad no es sólo esto. Para mí, lo más real es lo que no vemos, no tocamos, lo intangible, lo que soñamos, lo que se nos escapa en un chiste, los lapsus, los deseos. Si todo esto está en cada sujeto, cuando un hombre y una mujer se unen en un acto amoroso y conciben a un niño o una niña, en esa unión ya está toda la carga transgeneracional que traen ella y él y que le están dando, junto con el color de piel, los dedos largos, la afinidad o aversión a los animales. Junto con eso que le están legando el papa y la mamá. Todo eso viene además con lo que traen estos dos sujetos que antes de ser una pareja fueron niños también y que cuando fueron gestados tuvieron la carga de sus madres y sus padres. Qué digo con esto, que si queremos manejarnos por lo que veo, certifico, peso, no te lo puedo decir así. Sin embargo, fijate que los estudios del ADN y muchos estudios que tienen que ver con las ondas fotoeléctricas que el cerebro emite al momento de desear, de ser feliz, de emocionarse, todo esto es una manifestación neuronal a la que le da una respuesta el cuerpo, por eso nos enfermamos de unas cosas y no de otras. Cómo le llega al niño toda esta información de abuelos y bisabuelos que no conoció. Le llega simplemente porque está en el inconsciente de esa familia. Un niño que llega al mundo y nadie le cuenta que sus bisabuelos escaparon de la guerra y que a lo mejor padecieron tortura en una campo de concentración, tiene es información. El mejor ejemplo de esto es el nieto de Estela de Carlotto, un chico criado en el campo creyendo que esa gente con la que vivía eran sus papás biológicos, es músico, y qué hace, se acerca a Abuelas, a Músicos por la Identidad. Por qué, digo enfática, qué casualidad, porque este chico seguramente tuvo una información que nadie le dio, nadie lo sentó y le dijo “tus padres fueron chupados por la dictadura, fuiste criado por otras personas”, pero esa información la tiene, y se acerca a Abuelas porque hay un árbol genealógico que armamos porque nos contaron y hay un árbol genealógico intuido, cosas que nunca nos contaron e intuimos. Todos tenemos el propio árbol intuido, porque en todas las familias hay cosas que se ocultan.

Diana Paris

– ¿Y hay también hay una disposición del medio para esa reconstrucción del árbol genealógico inconsciente?

– Bueno, no hay un único medio cultural, son concéntricos los medios culturales y se intercomunican y retroalimentan. Yo creo que básicamente parte del propio deseo del sujeto. A ver, yo tengo una hermana con la que crecimos en la misma casa, fuimos a la misma escuela, nos sentamos a la misma mesa, sin embargo, somos distintas, por qué, porque yo soy la primogénita, y cuando nací yo mis padres estaban en una situación determinada, cuando llega mi hermana tres años después, son los mismos padres pero no son los mismos padres, la situación cambió, la relación cambió, las expectativas cambiaron, el hijo mayor carga con mochilas mucho más pesadas que otros, porque a ese hijo le deposito todas mis frustraciones, todos mis anhelos, todos mis deseos, y todo lo que no sé que tengo como deseo, como anhelo y como frustración que me comí de mi madre y de mi padre, y ellos de sus padres, y este niño carga con todo eso, y ni te digo si ese niño es producto de un segundo intento de tener hijos y el primero murió, y ni te digo si además, en homenaje al muerto, le ponen al que nace el nombre del que se murió. ¿Hay un contexto, hay un medio que lo alienta o lo prepara para que se haga estas preguntas? Yo creo que depende del propio sujeto. Hay un rumor interno que a vos te dice algo. Yo escucho que de mí esperan esto pero yo deseo esto otro. A poco de andar en tu árbol, descubrís con quién hacés eco, por qué decidís lo que decidís, porque normalmente, cuando creemos que somos muy libres y que manejamos las riendas de nuestro caballo, resulta que hay otro cochero, y hay que detectarlo. Está en el árbol genealógico.

– Esto de la influencia del medio te lo preguntaba porque en el libro hablás de lo que sucede con los hijos adoptivos y porque actualmente los modelos de familia son muchos, hay muchas formas de relación, y en el caso de hijos adoptivos, tal vez reproducen historias de las familias adoptivas y no las de los biológicos.

– Y esto sucede también con las parejas. Donde encontrás un hueco que no podés completar de tu propio árbol, especialmente del intuido, no del relatado, porque el relatado está siempre mentirosamente maquillado, pasa que a veces la elección de una pareja tiene que ver con que ese otro completa los huecos de tu árbol. El nacimiento es un trauma, está idealizado, decimos qué maravilloso, la mamá va a dar a luz, el niño venía muy cómodo en la oscuridad y el silencio y después lo agarra el obstetra y lo golpea… es una seguidilla de torturas a una criaturita que estaba plácidamente en el útero de la madre. Si ya nacer es un shock, imaginate esto en niños adoptados, que nacieron, sufrieron el trauma de nacimiento y, por alguna causa, no son amados o sus padres son chupados por la dictadura, y el niño es entregado a otra familia que lo cría con mucho amor. Esa huella psíquica dolorosa ya está inscripta, es como un tatuaje, y toda huella amorosa que venga después sanará la cicatriz, pero apenas rascás un poquito vuelve a sangrar. Seguramente Ignacio Hurban tuvo una vida muy feliz, con amigos, una vida tranquila en el campo, pero a poco de rascar un poquito y estar en Abuelas sintió como un llamado para hacerse el análisis. No tenía por qué sospechar, no todos sospechamos que somos hijos entregados, adoptados o producto del secuestro de nuestros padres. Hay una voz interior que nos guía, y pasa también con las carreras, las profesiones son oportunidades para reparar. Hay muchas profesiones o actividades que vienen a reparar dolores ancestrales.

– Me das pie para un tema que me preocupa: que esto pueda llegar a ser utilizado para estigmatizar y generar biografías anticipadas.

– Estamos hablando de que cada uno vive su propia experiencia con el rumor de lo que fueron nuestros ancestros. Hay una expresión que yo uso mucho, que es la de la papa caliente. Esa papa caliente que pasa de generación en generación, que no la atajan todos los miembros de un clan, a lo mejor tenés un mal día, como pasó hace una semana con una persona que salió con un hacha y le rompió el auto al vecino porque le tapaba el garaje. Sí, es posible que alguien piense que ya está como estigmatizado, pero también es verdad que tal vez ese hombre tiene una cantidad de hermanos que esperan al hombre y le dicen “mire señor, esto es un garaje, la próxima no lo pare acá porque si no llamo a la grúa”, es decir que en una familia no todos son asesinos aunque haya un tatarabuelo asesino, quien tomó ese legado, quien se hizo cargo de repetir lo que se llama lealtad invisible. Cuando se entiende mal la lealtad en una familia, por ejemplo, se cree que hay que perdonar al abuelito violador porque ya está viejo y cuando violaba a mi madre era joven, pero ahora el abuelito etsá viejo, entonces, por lealtad al abuelito, decimos borrón y cuenta nueva, cuando en realidad hay que hacerle notar, con todo el desamor que lo pueda rodear, que eso que hizo es tremendo, no importa la edad que tenga, porque todo no se perdona.

Si queres trabajar tu arbol genealogico para destrabar contactame a luciana@mediacionyviolencia.com.ar

Luciana Cataldi

Paris Diana http://www.mdzol.com/

Como nos afectan los secretos familiares, todo secreto guarda un nudo una enfermedad

Como nos afectan los secretos familiares, todo secreto guarda un nudo una enfermedad

 

foto face violencia genero

 

 ¿Era necesario que Napoleón por ser leal a su padre se enfermara de cáncer de estómago? ¿Sabía Guillermo de Holanda que al elegir a Máxima repetía la historia de sus ancestros? ¿Cómo explicar las tragedias de la familia Kennedy? Hay dolores sin sentido, angustias que –muchas veces- parecen no tener un origen claro, sentimos que cargamos mochilas pesadas pero no sabemos cómo deshacernos de ellas.

“Secretos familiares, ¿decretos personales?”, el nuevo libro de Diana Paris,nos propone, desde la psicología transgeneracional, sanar las raíces de nuestro árbol genealógico para vivir, mejor, más livianos y hacer más libre la vida de las siguientes generaciones. Hablamos con la autora.

 

-¿Qué es la psicología transgeneracional?

La psicología transgeneracional  estudia el inconsciente de un clan, de una familia en sentido extenso: llega hasta los ancestros que no conocimos y sin embargo están presentes en nuestra vida, porque el inconsciente transgeneracional se transmite de una generación a otra y guarda lo in-nombrable que cada linaje tiene encerrado bajo siete llaves. El árbol genealógico contiene -como un holograma- todo lo que somos, sentimos, padecemos, elegimos, enfermamos, decidimos y celebramos.

Muchos estudiosos avanzan desde hace años en esta herramienta terapéutica que es la psicogenealogía: Anne Ancelin Schutzemberger, Josphine Hilgard, Nicolas Abraham y María Torok, Serge Tisseron retomaron conceptos de Sigmund Freud, Francoise Dolto y Alice Miller para ir más allá del inconsciente individual y explorar el inconsciente familiar: allí anidan frustraciones y pactos invisibles, deudas impagables, vocaciones, modos de construir una pareja y de vincularnos con los amigos, el trabajo o los proyectos. En los nudos secretos que toda familia se encarga de perpetuar habita lo más conflictivo, la compulsión a repetir esos mandatos de nuestros antepasados.

Cuando se toma conciencia de que una vocación que se cree personal no es propia sino que corresponde a un bisabuelo, se reencausa el deseo; cuando se advierte que el dolor de las vértebras sacras no es propio pero se sufre por lealtad al padecimiento de un miembro del clan, el sufrimiento y la invalidez cobran un sentido y alivian la carga; cuando no se puede tener hijos porque se sigue el patrón del linaje transmitido por generaciones dando un mensaje siniestro: “dar a luz equivale a morir en el parto”, se ilumina una zona que era desconocida y la concepción recién puede ser posible.

La verdad, animarse a ver cara a cara a la verdad, levantar la cripta que esconde los secretos familiares nos libera de una mochila ajena, nos da libertad y la posibilidad de sanar nuestro árbol genealógico para que las siguientes generaciones no carguen las situaciones traumáticas de nuestros mayores.

 

-Exactamente, ¿con quiénes trabaja y qué herramientas emplea?

La psicogenealogía es una técnica terapéutica que trabaja con quienes necesitan despejar dudas sobre su identidad, conocer el origen de ciertas alergias o enfermedades, averiguar por qué se repiten las mismas fallas al elegir pareja o fracasar en los estudios. Los consultantes llegan con un tema específico que los mortifica: miedo a viajar, migrañas que no se resuelven con tratamientos farmacológicos, imposibilidad para tener hijos… El estudio del árbol genealógico determina cuáles son los personajes “dobles” que están presentes en el sujeto arrastrando duelos inconclusos de una bisabuela a quien tal vez no se conoció. Hay un inconsciente intrauterino transmitido desde la misma concepción que graba en el nuevo ser toda la información de la rama materna y de la rama paterna, que a su vez ya llevan inscripta la información de sus padres, abuelos, y así hasta donde ese clan se remonte…

Reunir datos, preguntar, investigar en registros civiles e iglesias, buscar fotos y documentos. Todo sirve: el relato de una tía, los mensajes escuchados a medias, la intuición del origen o pertenencia a una cultura diferente en la que se crece. El genosociograma es el relato del árbol con toda esa información: nombres, fechas de nacimiento y muerte de los antepasados, vocaciones, profesiones, accidentes, situaciones contextuales (guerras, deportaciones, crisis económicas), prejuicios, creencias, enfermedades, muerte de niños al nacer, hijos ilegítimos, violaciones, casamientos forzados, crímenes, estafas, mentiras, identidades negadas. Todo está en el inconsciente de los miembros de un linaje. El secreto es una patología que se transmite, se repite como un “guión familiar” y daña. Romper el paradigma transgeneracional, libera.

 

-¿Qué surge a través de este análisis?

El análisis siempre arroja datos sorprendentes, porque siempre lo supimos pero no lo habíamos podido ver. “¿Por qué en nuestra familia siempre ocurre un accidente en Navidad?” “¡Qué raro! Mi segundo hijo como mi tío (el segundo hijo de mi abuela) nacieron en la misma fecha y parece que les suceden cosas semejantes”. Nos asombramos cuando detectamos sincronía de ciertos hechos en determinadas fechas. El análisis revela que no son acontecimientos casuales: repetimos por lealtad y para “usar” la información programada en nuestro clan.

El análisis revela una verdad que grita a voces manifestándose en enfermedades o angustia injustificada. El peso de cargar con duelos de muertos desconocidos nos agobia hasta el presente aunque hayan pasado 200 años. Romper el secreto sana, repara y evita la repetición. Cuando se sabe se deja de tropezar con la misma piedra.

 

-¿Qué problemáticas permite resolver?

 El análisis transgeneracional permite conocer los tres pilares básicos de la identidad: qué me dan mis ancestros, qué esperan de mí y qué pongo yo. Venimos marcados con tatuajes invisibles: “serás un científico para completar la tarea de tu padre”, “no ganarás dinero porque eso es ser inmoral”, “te quedarás con tu hermano toda la vida para evitar que los de afuera los separen”. Las expectativas están en el inconsciente intrauterino y las mamamos con la leche materna. Sabemos que debemos ser fieles a esa programación porque la des-lealtad al clan es imperdonable.

-¿Alguna historia que pueda servir de ejemplo para entender exactamente cómo funciona?

Una niña nace en los años 50 tras un largo trabajo de parto de su madre. Sale a la luz morada y asfixiada. Pesa 4 kilos. Parece que está sana y rozagante. Pero rechaza la teta y las leches alternativas. En pocos días es piel y huesos. Peligra su vida y el riesgo es muerte por inanición. El pediatra sugiere sacarla del ambiente familiar. Llevarla a otro espacio. En otro ámbito, la bebita empieza lentamente a aceptar la comida y sobrevive. La anorexia nerviosa fue su alarma ante la violencia a la que se vio sometida al nacer. Su madre había sido golpeada en el momento previo a dar a luz. La muerte y la angustia fueron los últimos líquidos que bebió de la placenta. Una vez nacida ya no quería vivir.

¿Un bebé sabe esto? Sabe, siente, claro que sí. La vida viene en un paquete que trae dolor, muerte y agresión. ¿Para qué vivir? Fuera del espacio violento del hogar, regresa fortalecida y habiendo despertado el instinto de supervivencia. Acepta aprender a comer. Hoy es vegetariana. La carne quedó asociada en su inconsciente a la sangre y la violencia. Hoy esa niña es una mujer de más de 50 años, entiende tras hacer su árbol genealógico que también su madre había nacido en un baño de sangre, y lo mismo su abuela. Y entiende por qué a los 20 años (la edad de su madre cuando ella nació) había decidido no tener hijos. Cortó el patrón familiar de nacimiento/muerte y reparó esa rama de su árbol familiar. Tomó una decisión de cuya elección no era totalmente consciente ni libre, pero de la que supo leer la información vedada.

No todos los hijos cumplen los mismos mandatos. De hecho, con los mismos padres y la misma familia, tres hermanos pueden ser bien diferentes. La clave está en los lugares de cada uno, las expectativas de los padres cuando cada uno de los hijos nació, qué duelo irresuelto carga el más chico, o el primogénito, qué nombre revela el “doble” en el árbol, qué mandatos se inscribieron por pacto invisible en el hijo del medio… Pertenecer a una familia no nos hace igual a nuestros parientes más cercanos. Tal vez nuestra “foto” se identifique más con un tío abuelo que no conocimos que con el hermano con quien compartimos los juegos de infancia.

 

Mini-Diccionario de la Psicogenealogía

Síndrome de aniversario: El inconsciente lleva las cuentas. Sabe que en septiembre conmemoramos un accidente del que nadie nos habló y lo actualiza con otro accidente. Nada es casual, todo es CAUSAL. La causa es recuperar aquello ominoso, callado y ponerlo en escena nuevamente a la espera de que alguien nos explique lo sucedido. Hasta que no se revele el enigma, se repetirá.

Lealtad familiar: Si la información y los datos están, es para usarlos, nos grita el inconsciente. Pues cómo desoír la voz de los mayores, cómo transgredir las expectativas, cómo negarse a cumplir lo prometido por los de mi apellido. Cuando somos leales a lo que no nos compete, erramos el camino: estamos cargando con compromisos y deseos ajenos. Romper el patrón otorga libertad a nuestras vidas.

Contratos ocultos: Nunca me lo dijeron, pero sé que bailar danza clásica con tutú y mostrando las piernas es de “mujer de mala vida” y aunque mi vocación sea ser bailarina no seguiré mi deseo porque al nacer firmé con sangre (la sangre familiar) un contrato en el que aseguré no ser una mujer “liviana”. Entonces engordo, soy “pesada”, no apta para bailar, oculto mi cuerpo y sobre todo mis piernas para ser fiel a la letra chica que me impide vivir libremente.

 

Diana París es licenciada en letras

Los beneficios de meditar todos los días en 1 minuto

Los beneficios de meditar todos los días en 1 minuto

 

 

 

foto face meditacion

video para meditar en un minuto https://www.youtube.com/watch?v=LVzXcLuryxo&index=2&list=PL3lqjrSLi0FLvCbzaV5hWB7JBgn8G74_q

Parar ahora por unos minutos …

En este momento, ¿cuántas cosas haces?

¿Cuántos dispositivos están conectados alrededor?

En la cantidad de cosas que está pensando al leer este texto?

¿En cuántos lugares se encuentra ahora mismo?

¿Cuántas personas se está relacionando ahora, ya sea por correo electrónico, teléfono o en persona el pensamiento?

Menos mal …

Esta es nuestra rutina.

Esta es la postura de que la serpiente mundo.

Esta es la realidad de la modernidad.

Tenemos que estar conectado al teléfono, aplicaciones, redes sociales todo el tiempo.

Nos vemos en la obligación de dar cuenta y combinar todas estas conexiones.

Hoy es claro cómo la gente se siente abrumado, estresado, impaciente e intolerante.

La cantidad de tráfico, los cargos por el trabajo, las relaciones requieren nuestro tiempo y nuestra atención.

Pero tendrá que ser así?

No se lo aseguro.

Y una de las formas en las que puede conseguir alrededor de toda esta locura del mundo material y materialista es MEDITACIÓN .

Y cómo encontrar tiempo para meditar en medio de este torbellino de cosas que tenemos que dar cuenta?

Lo primero que debe hacer es reconocer el “valor” de esta iniciativa en su vida!

En medio de tantas obligaciones, a elegir durante su jornada de sus prioridades y va realizando sus tareas de acuerdo con lo que usted piensa conducta más relevante en ese momento.

¿Qué tan importante para usted en este momento, es para iniciar la práctica de la meditación?

¿Qué valor se agrega a su vida?

¿Dónde están dirigiendo su energía en este momento de su vida?

¿Cómo se puede gestionar y compartir sus energías en su vida en este momento?

Estas son algunas preguntas que pueden ayudar a ver los pequeños cambios posibles en su rutina para introducir una hora de dedicarse a la meditación.

mucho tiempo para esto no es necesario. Por lo general, cuando estamos empezando, no podemos permanecer mucho tiempo en la práctica.

Hay técnicas de meditación 01 minutos .

Puede empezar poco a poco, vaya a sentir los beneficios y comenzar a adaptar su hábito de rutina.

Ponga a un lado un espacio en su día. Puede ser por la mañana o tarde en el día. Pruebe algunas prácticas, elegir un preferido y practicar durante unos días.

Tan pronto como se sienta los efectos en su rutina, que hará que la meditación un hábito y será ningún esfuerzo por encontrar tiempo para practicarlo.

 

Luciana Cataldi

 

Si te interesa aprender a meditar siendo guiada para formar un practica contactame a Luciana@mediacionyviolencia.com.ar

Meditar cambia redes neuronales y te brinda felicidad

Meditar cambia redes neuronales y te brinda felicidad

 

foto face meditacion

 

Deténgase un momento …

Prestar atención a usted en este momento.

¿Se puede revisar su forma de pensar en cuántos lugares estabas?

¿Puede usted ver cuántas personas estaban en una relación a través de sus pensamientos?

Y la cantidad de cosas que estaba haciendo al mismo tiempo?

Vivimos tan conectados, la realización de tareas en tiempo real o en el pensamiento.

¿Cuándo fue la última vez que se tomó el tiempo sólo para usted?

¿Cuándo fue la última vez que dio un estado de “Dolce far niente”, un tiempo para estar solo, simplemente ser, sin conseguir darle vueltas al pasado y no preocupados por el futuro?

Tenemos que desarrollar la conciencia y darnos permiso para estos tiempos.

Nuestra cultura y nuestra sociedad cargos y enseña mucho “hacer”, pero no se molesta que nos enseñe a “SER”.

Estos son existen dos modos, “también lo hacen” y “Para ser así.”

Hacer un poco de auto-observación, mirar en toda su vida, revisar sus rutinas y este breve momento, sentir lo que es el modo de existencia que está más presente en su vida?

Como dijo Spinoza, saludable es la “justa medida” de las cosas.

No podemos simplemente estar todo el tiempo. La realidad material está ahí todo el tiempo que nos llama a tener en cuenta.Pero ser existente sólo en “hacer” no es saludable. Muchas enfermedades son causadas debido a esto. Esto ya es un hecho probado y ampliamente difundido.

Pero la forma de desarrollar este equilibrio?

AUTO – NOTA

Esta es la palabra clave!

Usted debe aprender a conocer, es necesario ejercer un hábito de mirar, de observar. Con esto usted tiene muy claro cuál es el momento de hacer y lo que es el momento de la SER.

AUTO – PERMISO

Usted, a partir de su auto-observación y auto sabrá cuál es su límite.

Permítase! Reconoce que en ciertos momentos no se encuentra en un “estado de ánimo” de la productividad, el cuidado de los demás, a estar presentes en ciertas situaciones, etc.

Reconocer sus límites también está siendo amable y tratamiento de belleza con el tiempo. Aceptar la limitación de tiempo y no poner a prueba y su o lo que usted piensa que pensarán los demás.

Es ser libre para ese momento de la desconexión con el exterior para una conexión con el interior.

Y cuando se da esta ruptura regalo, regresa con mucho más potencial para el tratamiento de sus temas a fin de “hacer”. Volverá con mucha más energía para cuidar el uno del otro y para donar de calidad para aquellos que lo necesitan.

¿Y ahora?

Tiene un poco de tiempo para estar solo?

un gran abrazo

 

Luciana Cataldi

Consultas y sesiones individuales a Luciana@mediacionyviolencia.com.ar

Bioneuroemocion El impacto de las emociones en nuestro cuerpo

Bioneuroemocion El impacto de las emociones en nuestro cuerpo

 

 

foto face ppt bioneuro

Bioneuroemoción

Por Enric Corbera

¿Qué es?

La Bioneuroemoción® es un método de consulta humanista que estudia el impacto de las emociones en nuestro cuerpo y el funcionamiento de nuestro inconsciente. Dicho método sostiene una visión holística e integral de nuestro entorno, en el que todo está interconectado.

Para ello, la Bioneuroemoción® basa su método en los estudios sobre las enfermedades y su sentido de adaptación. Se apoya principalmente en conocimientos de biología y anatomía, y utiliza varias metodologías como son la Programación Neuro-Lingüística, la Hipnosis Ericksoniana y el estudio del árbol genealógico, entre otros.

La Bioneuroemoción® no puede equipararse a una terapia o tratamiento. Tan sólo es un método mediante el cual el interesado consulta otra forma de percibir una problemática determinada. Por este motivo, su intervención suele ser puntual y no realiza un seguimiento de la evolución de la persona, salvo petición expresa de la misma o del acompañante en Bioneuroemoción®, ya que entiende que los resultados dependerán no tanto de la información proporcionada por el acompañante, sino de los cambios emocionales y conductuales que la persona lleve a cabo como resultado de una nueva percepción.

La finalidad de la formación en Bioneuroemoción® es el cambio de conciencia de las personas hacia una forma holística y global de percibir el mundo. Para la Bioneuroemoción®, el principal problema no está afuera en el entorno sino en nuestra propia mente, y nuestro entorno es el principal recurso que nos ayudará a entender cuál es nuestro estado interior.

Luciana Cataldi

Si te interesa la Bioneuroemocion consultame a luciana@mediacionyviolencia.com.ar

La Transgeneracional para saber los “secretos” que se ocultan en el arbol

La Transgeneracional para saber los “secretos” que se ocultan en el arbol

 

foto face arbol 3

Cada árbol genealógico es una fuente de información acumulada a lo largo de generaciones. Esta información, como la energía, no se crea ni se destruye, sólo se transforma. 

Jennifer Teege es alemana, tiene 45 años, es de raza negra, está casada y tiene dos hijos. A los 38 años descubrió, por casualidad, que su abuelo materno era Amond Goeth, comandante de la SS y responsable del campo de concentración de Plaszow, alias el Carnicero de Plaszow. En su libro Mi abuelo me hubiera ejecutado (2013) narra su historia. Con sólo cuatro semanas de vida, su madre la dejó en un orfanato y a los tres años la adoptó una familia. A partir de ese momento, tuvo encuentros esporádicos con su madre biológica que nunca le contó la verdad: “Estaba tan furiosa con mi madre por habérmelo ocultado, que obvié lo dura que había sido su vida”.

En 2008, descubrió un libro sobre la familia que contaba historias sobre sus antepasados y los horrores que cometió su abuelo. “Una mañana, a los 38 años, fui a la biblioteca y me llamó la atención un libro rojo, ‘¿Tengo que amar a mi padre?’, de un periodista que no conocía. Había fotografías de una mujer que me recordó a mi madre y de una mujer más mayor con el mismo vestido que le había visto a mi abuela”.

Desde entonces, ofrece conferencias en las que cuenta su relato. Reconoce que “sólo pude empezar mi auténtica vida, tener un identidad, cuando salieron a flote mis historias familiares”. Quiere compartir su proceso porque durante más de 20 años vivió una profunda depresión que, ahora sabe, tiene relación con su herencia. “La vergüenza y la culpabilidad son sentimientos muy tóxicos que afectan a todos tus actos y a toda tu vida”. El sentimiento de culpa queda en el subconsciente, aunque ella no haya sido autora de los actos de su abuelo. Les ha contado a sus hijos quiénes son sus ancestros para que, así, puedan vivir su propia vida.

En Bioneuroemoción, sabemos que cuando un cliente presenta un conflicto determinado siempre hay una resonancia en el árbol relacionado con el mismo.  El tipo de experiencia que está viviendo el cliente es un eco de una información presente en su clan.

En consulta, es importante que el cliente conozca las historias de sus antepasados. Al conocer las historias y las experiencias de nuestros ancestros podemos trascender dicha información y empezar a vivir nuestra propia vida.La verdad siempre es liberadora.

Luciana Cataldi

Si te interesa trabajar en el árbol familiar para poder ver y hacer un análisis transgeneracional escribirme a Luciana@mediacionyviolencia.com.ar

fuente La vanguardia

Cuentos terapéuticos como herramienta para sanar

Cuentos terapéuticos como herramienta para sanar

foto face lobo 44

Los cuentos de pequeños, a muchos nos han contando cuentos y recordamos algunas de esas historias como parte de nuestras vidas.

De adultos, separamos la realidad de la ficción, lo percibimos como cosas distintas. Sin embargo, el niño o la niña que llevamos dentro sigue entendiendo perfectamente el significado de lo simbólico.

La australiana Susan Perrow imparte talleres en los que enseña a narrar cuentos con fines terapéuticos.  En un momento de crisis personal encontró un nuevo camino que lanzó su carrera: “Los cuentos suelen partir de una situación de desequilibrio y a través de un viaje se llega a una situación de equilibrio”. Sus talleres, conferencias y libros parten del convencimiento de que “todos poseemos una chispa divina y estamos aquí para desarrollarla”.

Contar cuentos es una tradición milenaria, mucho más antigua que el teatro. En un cuento se emplea un lenguaje indirecto que implica distintos niveles de comunicación. Los relatos con fines terapéuticos tratan de conseguir nuevas significaciones sobre una situación concreta. Las historias contadas potencian nuestra parte más imaginativa, fantástica, espacial y perceptiva.

Según Perrow,  “el mundo imaginativo y espiritual puede ser tan real como el físico y cotidiano”. Los cuentos son mensajes metafóricos que van directos a nuestro hemisferio derecho. Esta parte del cerebro se relaciona con la creatividad y la imaginación. A través del hemisferio derecho somos capaces de integrar nueva información y estimular a nuestro niño interior. Por eso, “abren mundos y tienen el poder de sanar heridas”.

El cuento terapéutico que utiliza Susan Perrow está dirigido a todo tipo de niños con todo tipo de conflictos. Desde niños traumatizados por haber vivido situaciones extremas como un terremoto hasta circunstancias más difusas como niños que presentan sufrimiento y ansiedad durante su etapa de crecimiento. Señala que el cuento también puede ser una herramienta terapéutica para personas más mayores aunque la barrera más grande a la hora de trabajar con adultos es su escepticismo.

Desde la perspectiva de la Bioneuroemoción, se entiende el beneficio de las metáforas porque sabemos que el inconsciente no distingue lo real de lo simbólico. Nuestro inconsciente habla con el lenguaje de lo imaginario, que nos contamos nuestra vida como si fuera una relato.

El inconsciente procesa entre el 95%-97% de los estímulos sensoriales percibidos, no atiende a razones, ni juzga. Cualquiera de las situaciones que vivimos, de las conversaciones que tenemos y de las infinitas cosas que nos suceden son como pequeños teatros que hablan de nosotros mismos sin darnos cuenta.

En consulta, el Acompañante en Bioneuroemoción guía al cliente a encontrar la historia detrás de su historia, es decir, de sus exploraciones particulares con las que justifica sus actos. Y en esa primera historia, sustentada en creencias profundas, está el origen del conflicto.

Luciana Cataldi si te interesa el cuento terapéutico como herramienta para sanar contactarme Luciana@mediacionyviolencia.com.ar

Bioneuroemocion que es?

Bioneuroemocion que es?

foto face bioneuro 2
Y, ¿cómo aumentar la conciencia? “La conciencia se desarrolla abrazando la realidad sin juzgar”.

El Dr Jon. Kabat-Zinn afirma que cuando vivimos el momento presente somos capaces de conectar con un tipo de “inteligencia innata”.

El Dr. Kabat-Zinn es catedrático emérito de la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachussetts y creador del Center for Mindfulness in Medicine, Health Care, and Society. En este centro desarrolló un programa para la reducción del estrés basado en la atención plena, conocida con el término mindfulness: “Nuestro programa no tiene nada de alternativo, formamos parte de los departamentos de medicina y tenemos pruebas científicas. Los pacientes consiguen controlar el dolor crónico, la ansiedad, el pánico y paliar los efectos del cáncer o enfermedades del corazón, pero yo se lo recomiendo a cualquier persona”.

Asegura que “con la práctica de la atención plena podemos restablecer nuestro equilibrio mental y corporal, estimular la curación y el bienestar”. Nos recuerda que el origen etimológico de la palabra “diversión” es salirnos de nuestra ruta y “si estás enfermo o tienes problemas, es mejor que los resuelvas”. De esta manera, podremos vivir en armonía para alcanzar nuestra mejor versión.

En la escuela nos enseñan a pensar, sin embargo “el pensamiento no nos es útil a la hora de solucionar problemas vitales”. Para vivir en atención plena “no hay que hacer nada”. Tal vez, este “no hacer nada” sea lo que causa más perplejidad, pues estamos acostumbrados a resolver lo que consideramos problemas a través de la intervención. “Se trata de sostener tu experiencia desde la presencia”.

Aunque haya circunstancias de nuestra vida que no nos gusten, no hay nada que cambiar “porque el hecho de que te gusten o no depende sólo de tus pensamientos”. Así pues, “no se trata de intentar cambiar, se trata de en lugar de vivir dormido, vivir despierto”. En vez de rechazar aquello que no nos gusta, podemos aprender a abrazarlo. Y “Si abrazas ese pensamiento, ya no continúa reproduciéndose”.

Los efectos de la atención plena se trasladan a nivel físico pues, según el Dr. Jon Kabat-Zinn, transforma nuestro cerebro y “regiones que tienen que ver con el aprendizaje y la memoria se ensanchan”. Además “se mejoran las conexiones neuronales e incluso se dan cambios en el genoma”.

En Bioneuroemoción, utilizamos la expresión “observar al observador“, es decir observarnos a nosotros mismos, para referirnos a la vivencia del momento presente. Al observarnos dejamos de juzgar y entendemos que no hay nada que hacer porque sabemos que lo que se manifiesta es la propia interpretación que tenemos del mundo.

Sabemos que, para el inconsciente, el espacio-tiempo no existe. Los recuerdos siempre están presentes y sino los hacemos conscientes encuentran la manera de manifestarse. Por eso, en consulta, el acompañante hace hablar al cliente en presente, porque todo es presente aunque nosotros lo situemos en el pasado o el futuro.

Como afirma Enric Corbera en El Arte de Desaprender: “La persona que se convierte en un observador de lo que acontece, se permite experimentarse a sí misma a través de sus emociones y las libera porque comprende quetodo lo que sucede tiene su razón de ser”.

Luciana Cataldi

Si quieres consultas en bioneuroemocion y decodificacion biologica contactame Luciana@mediacionyviolencia.com.ar

Fuente: